Luz en tiempos oscuros

Resulta Ya Imprescindible posicionarse

¿Te has parado a pensar en lo que está ocurriendo actualmente? luz vs oscuridad

¿En el mundo, en tu país, en tu ciudad, en tu entorno más cotidiano, en tu  trabajo, en tus relaciones, en tu familia? ¿Te has parado a pensar en términos más profundos que simplemente los que nos dicen los medios de comunicación? ¿Te has tomado el tiempo necesario como para que alguna sospecha entre a tu mente? ¿algún presentimiento de qué es lo que sucede?

Los tiempos oscuros no se están acercando. Ya están aquí. La eterna lucha de la luz y la oscuridad, entre el bien y el mal está en un momento álgido, una coyuntura decisiva. La oscuridad va ganando la batalla, sin embargo, nunca has de tirar la toalla. Como hemos podido comprobar a lo largo de la historia, siempre hay una salida, siempre hay un héroe anónimo que puede aniquilar al señor oscuro. Pero es imprescindible entender cómo lo están haciendo para no caer en su red, sin darnos si quiera cuenta de que hemos sido atrapados. 

La mayoría de las personas aún permanecen en el miedo y la inconsciencia. Los acontecimientos que se están generando en nuestro planeta lo incrementan: tensiones, corrupción, desapariciones, asesinatos, guerras, persecuciones, terremotos, catástrofes, paro, desahucios… una larga y enorme lista que se incrementa por días provocada con total control y conciencia por la oscuridad, que a su vez nos da las armas para soportar tanta incertidumbre; realities por doquier, fútbol para todos los colores, todo tipo de cultura que no enseña sino adormece, trabajos que no nos dejan respirar, un consumismo voraz de TODO, que nos tiene atados, hipotecas que nos atrapan, créditos para cosas que no necesitamos, todo tipo de pantallas con sus variaciones para no pensar, hijos cada vez con menos límites y amor, situaciones familiares cada vez más estrafalarias y complejas, todo lo políticamente correcto para tenernos adormecidos, callados, entretenidos, corderos …. sí, pero corderos que van al matadero y no lo saben si quiera…

Como escribió Aldous Huxley “una dictadura perfecta tendría la apariencia de una democracia, pero sería básicamente una prisión sin muros en la que los presos ni siquiera soñarían con escapar (ni siquiera serían conscientes de estar presos). Sería esencialmente un sistema de esclavitud en el que, gracias al consumo y el entretenimiento, los esclavos amarían su servidumbre”. A esto se le puede añadir que además si por casualidad lograsen salir de ese consumo y entretenimiento, serían esclavos integrales del miedo. Y todo con un sólo dios: el dinero. Falso dios, pero dios al fin y al cabo. A la oscuridad sólo le interesa el poder. No lo material. Sabe perfectamente que lo material es polvo…

Estamos completamente inmersos en La Matrix y no lo sabemos. La gran mayoría ni se lo plantea ni le interesa. Pero no debemos olvidar que la oscuridad sibilinamente va colándose por nuestras fisuras desconocidas y nos va captando, discutimos acaloradamente por todo: por cómo conducimos, por lo que pensamos, por lo que el otro dice, sin respeto, buscando sacar esa ira (oscura) interior que desconozco de mí proyectándola fuera, y así cada ser humano, creando un clima de tensión y de hostilidad al que nos vamos acostumbrando sin cuestionarlo… y mientras ellos hacen y deshacen a su antojo. Su objetivo es que adoremos al señor oscuro, en su batalla tan particular con la luz.

Como dice un querido amigo, a mí no me interesan los cursos holísticos, talleres o maestrías en la luz que hayas tomado. Si subiste a la montaña, obtuviste la visión, si eres vegano. No me interesa las veces que has tomado medicina alternativa. No me importa cuántos niveles de reiki tienes. Si haces yoga, tantra, mudras o meditas. Si te comunicas con los hermanos mayores, los planos superiores o los extraterrestres, tampoco me interesa si ves naves, aunque sean de la confederación intergalática.

No me interesa si eres médium, si haces mantras a lo loco, si tocas los cuencos, el tambor chamánico, la sonaja o el charango. No es de mi incumbencia si has viajado a lugares sagrados, cargados de energía. Si has compartido experiencias con grandes brujas, magos o chamanes, tampoco me interesa si conoces tus vidas pasadas, a tus Guías, tu equipo, tus ángeles o Lucifer. No me interesa si te has tatuado símbolos sagrados, si has ingerido sustancias que te hacen viajar, o haces viajes astrales o tienes experiencias de ampliación de conciencia.

Tampoco me importa si no crees en nada de esto, o si no has podido o querido hacer ninguna de estas u otras cosas “alternativas” de elevación de conciencia. Tan sólo hay frecuencia energética, en diferentes vibraciones. A mí lo único que me importa es quién eres detrás de todo eso que haces.

Si te sirve o te ha servido para transformarte en tu mejor versión. Si lo pones al servicio real. Lo único que importa es quién eres en esencia y conocerte cada vez más y mejor. Pues ¿para qué sirven los anteojos y las candelas si no se quiere ver? Lo único que a mi entender realmente importa es el camino del autoconocimiento para potenciar la profunda y Real transformación interior, no consumiendo todo lo que se ponga a nuestro alcance, incluida toda la gama alternativa, que supuestamente te lleva a la supuesta felicidad, sino descubriendo íntimamente quiénes somos y por qué y para qué hemos nacido en este planeta, en este momento  tan particular en el que el auge del lado oscuro es tan intenso, patente y evidente. Sólo conociendo nuestra verdadera esencia, nuestra oscuridad interior (nuestros dolores, traumas, insatisfacciones, envidias, celos, rabias, tristezas, angustias y tormentas afectivas de abandono) podremos transformar el afuera y combatir realmente  a la oscuridad.  Así comprenderás una de las Leyes más importantes del Universo: “Como es adentro es afuera, como es arriba es abajo”.

No somos ni siquiera conscientes que uno de los engaños más efectivos y mejor logrados de los oscuros es hacernos creer que estamos en contacto con la Luz… por eso no me interesa todo lo que tenga que ver con ello, si no te ha llevado a distinguir a la oscuridad disfrazada de Luz. Una de las claves que siempre trato de explicar es que desde la Luz, desde la esencia íntima, Jamás van a decirte o dictarte o indicarte lo que debes hacer. Jamás. Desconfía siempre: desde unos registros, un Tarot, una meditación guiada o lo que sea…. desconfía.

Es una tontería soberana resistirse. Ya están aquí, ya han desplegado su plan, ya están muy activos, es una Realidad. Ya han entrado  a los corazones y las vidas de la gran masa, estamos sordos y ciegos, atrapados en el hipnotismo realizado, pero como siempre digo: no subestimes el poder de la oscuridad, pero no desconfíes del Poder de la Luz, no dejemos de sembrar sin agotarnos. Esto es conocido, está escrito desde siempre y desde siempre se sabe: la batalla del bien contra el mal.

Somos una mini  minoría. Pero cada persona cuenta. Ya hay gente valiente que se ha posicionado y ha explicado lo que está ocurriendo, nos tachan de conspiranoicos, de locos, de estafadores, nos desacreditan, pero no debemos desfallecer, sólo son técnicas oscuras… os recomiendo echar un vistazo a estos vídeos de  Mark Passio , explicando La Ley Natural, o algunas charlas y/o conferencias de Emilio Carrillo  en las que lo explica con bastante claridad, también podéis ver las películas o leer los libros de Tolkien, o por supuesto ver los filmes de La Guerra de las Galaxias, tenéis también el  documental-película Thrive o podéis seguir a Nassim Haramein , hay más gente y muchas explicaciones. Pero como siempre digo: no te creas nada, compruébalo por ti mismo, trata de ver con una mirada más abierta y sintonizada con lo que no se ve a simple vista. Y posiciónate.

Yo soy instructora de meditación, de mindfulness, de porteo, soy maestra de reiki, maestra de registros akáshicos, soy médium, leo el tarot, doy talleres, soy terapeuta transpersonal, acompaño terapias, recibo terapias, tomo homeopatía, mis hijos van a un Waldorf,  pero nunca, nunca jamás olvido  para qué lo hago; para lo único que importa: conocerme a mí misma, para conocer mi oscuridad y potenciar mi Luz para poder estar claramente posicionada: en la Luz. Con la Fuerza. Mi trabajo consiste básicamente en mostrar esto: primero interiormente y después exteriormente. Me paso los días enfrentada a lo oscuro. Después de tantos ataques   ya no les tengo miedo y eso me convierte en una enemiga considerable. Comenzaron a atacar a lo más amado a mi alrededor y he comprendido durante este super desafiante año, que eso tampoco es suficiente para asustarme. Estoy con la Luz y en la Luz. Te animo a que tú también te posiciones. Por difícil que pueda resultar, merece profundamente la pena. En Anuk’s también nos dedicamos a esto y estamos posicionadas, y hemos recibido en estos últimos años ataques por todos lados. Sabemos de lo que hablamos. Por más obstáculos que nos pongan, aquí seguimos… trabajando en  y por la luz.  El Amor TODO lo puede.  Compruébalo, no me creas.

Esta semana estoy profundamente agradecida a mi familia: mis hijos y mi pareja. A Ana y Tere y  a mi adorado grupo de conspiranoicas. En estos días de tanta oscuridad y desgaste energético sois mi fuerza. Gracias, gracias, gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s